CERTIFICACIONES

Si tiene cualquier pregunta no dude en consultarnos a través del formulario de contacto


En 2005 entró en vigor la normativa 13241-1 a pesar de que a día de hoy no se aplica al 100%.
No obstante, Collado Andreu ha decidido cambiar su mentalidad para empezar a aplicarla en sus proyectos. Gracias a ello nuestra empresa ha crecido notoriamente, ya que ofrecemos un servicio cercano y de confianza, donde nuestro principal objetivo es el siguiente:

EL BIEN COMÚN TANTO PARA NUESTROS CLIENTES COMO PARA NOSOTROS

CÓMO TRABAJAMOS:

Realizamos un estudio en el cual comprobamos los elementos de seguridad necesarios en cada caso a través del análisis de riesgos que realizan nuestros técnicos in situ en las instalaciones.
Generamos el expediente técnico obligatorio para cada puerta que vaya a motorizar, adecuar o cambiar un componente por otro de distintas prestaciones.
Redactamos la documentación para entregar al cliente: manual de instalación, uso y mantenimiento, libro de mantenimiento, declaración CE de conformidad o declaración de prestaciones y placa CE.
De esta forma tenemos los registros de fabricación, instalación y componentes de cada una de las puertas, con la finalidad de tener actualizado el Control de Producción de Fábrica obligatorio.

certificaciones

Estamos constantemente actualizados para lograr el cumplimiento normativo de sus puertas de garaje e industriales:

   -Fabricación por unidad, motorización y adecuación, aplicación de la Directiva 06/42/CE de máquinas.
   -Fabricación en serie, aplicación del Reglamento de Productos de la Construcción UE 305 / 2011.
   -La norma armonizada UNE-EN 13241-1 establece los requisitos de seguridad y las prestaciones para puertas, portones y barreras destinadas a instalarse en áreas accesibles a las personas y cuyo principal objetivo es dar seguridad de acceso a mercancías y vehículos acompañados de personas en locales industriales, comerciales o en garajes de viviendas.

 La norma UNE-EN 13241-1 es de aplicación, expresamente, a los siguientes tipos de puertas:

*Puerta batiente
*Puerta plegable
*Puerta deslizante vertical
*Puerta basculante
*Puerta batiente de vaivén
*Puerta plegable deslizante
*Puerta seccional
*Puerta plegable vertical
*Puerta batiente plegable
*Puerta deslizante
*Puerta  enrrollable

  Estas puertas pueden incluir, opcionalmente, portones peatonales de paso, incorporados en la propia hoja de puerta, lo que también queda cubierto por esta norma. Ésta incluye también las puertas comerciales tales como persianas y rejas enrollables, cuando se usan como puertas en locales de venta al por menor, que están preparadas principalmente para el acceso de personas más que para vehículos y mercancías. Todas estas puertas pueden estar operadas manualmente o estar motorizadas.

NUESTRO SERVICIO NO TERMINA AQUÍ, EL MANTENIMIENTO SERÁ NUESTRO MEJOR ALIADO PARA PODER PRESERVAR NUESTRAS PUERTAS EN BUENAS CONDICIONES EL MAYOR TIEMPO POSIBLE, CONSIGUIENDO ASI UNA PUERTA MAS SEGURA E ÚTIL PARA SU DIA A DIA, EVITANDO ASÍ ACCIDENTES INNECESARIOS.

El mantenimiento de puertas de garaje, industriales y comerciales es obligatorio, tal y como establece el documento básico de seguridad de utilización “SU” del Código Técnico de la Edificación (Orden VIV/984/2009 de 15 de abril, BOE 23-04- 2009), en su apartado SU 2-1.2 , el cual incluye un nuevo punto con el siguiente texto:

  «Las puertas, portones y barreras situados en zonas accesibles a las personas y utilizadas para el paso de mercancías y vehículos tendrán marcado CE de conformidad con la norma UNE-EN 13241-1:2004 y su instalación, uso y mantenimiento se realizarán conforme a la norma UNE-EN 12635:2002+A1:2009. Se excluyen de lo anterior las puertas peatonales de maniobra horizontal cuya superficie de hoja no exceda de 6,25 m2 cuando sean de uso manual, así como las motorizadas que además tengan una anchura que no exceda de 2,50 m, por tener su propia normativa específica.»

Es muy recomendable la aplicación de la norma UNE 85635:2012 sobre instalación, uso, mantenimiento y modificación de este tipo de puertas, que complementa a la norma UNE-EN 12635:2002+A1:2009, y que se incluirá en la modificación del documento básico de seguridad de utilización del Código Técnico de la Edificación, muy próximo a publicarse, momento en que será de obligado cumplimiento.

¿De quién es responsabilidad el mantenimiento?

Las Directivas, el Código Técnico de la Edificación y las normas armonizadas, tienen como fin fundamental el concepto de la seguridad de los usuarios. En ese sentido hay que recordar también la responsabilidad de los titulares o propietarios de las puertas (incluidos los administradores) a la hora de recepcionar, utilizar, reparar y mantener las puertas, y de que se cumplan los requisitos de esas disposiciones por parte de los diferentes agentes que realizan las diferentes tareas, así como por parte de esos mismos titulares o propietarios. Complementando al Código Técnico de la Edificación, existen las siguientes disposiciones legales en relación a la responsabilidad del titular o propietario de una puerta, en cuanto a su obligación de mantenerla en condiciones adecuadas de uso y seguridad:

Artículo 1907 del Código Civil, que establece que el propietario de un edificio es responsable de los daños que resulten de la ruina de todo o parte de él, si sobreviniere por falta de las reparaciones necesarias (mantenimiento).

En este artículo se regula una modalidad de responsabilidad extracontractual, que se puede derivar de una falta de diligencia en el proceder exigido por la ley, esto es, en el mantenimiento adecuado o en las reparaciones necesarias de los bienes y equipos que forman parte del edificio.

Párrafo 1º del artículo 10 de la Ley de Propiedad Horizontal, que establece la obligación de la comunidad de vecinos de realizar las obras necesarias para el adecuado sostenimiento y conservación del inmueble y de sus servicios, de modo que reúna las debidas condiciones estructurales, de estanqueidad, habitabilidad, accesibilidad y seguridad. Es decir, la ley establece la responsabilidad por falta de mantenimiento de las condiciones de seguridad de los elementos comunes de una comunidad de propietarios, lo cual afecta de lleno a las puertas, como elementos comunes del inmueble. El artículo 396 del Código Civil contiene una relación de los elementos comunes de un edificio.

 ¿Quién puede realizar el mantenimiento?

Si bien no existe ninguna norma que establezca la obligación de que el propietario disponga de un contrato de mantenimiento, es muy recomendable la realización de operaciones de mantenimiento siguiendo las instrucciones que el fabricante dé al respecto, en cumplimiento de la norma UNE-EN 12635:2002 + A1: 2009. Estos trabajos de reparación y mantenimiento deben llevarse a cabo por profesionales cualificados. En la actualidad no existe un carné de mantenedor o instalador autorizado para estos productos. En este sentido los trabajos de mantenimientos no tienen por qué ser realizados por la empresa fabricante o instaladora de la puerta de garaje, industrial o comercial.